sábado, 31 de marzo de 2012

Sobre la cerveza de centeno



Se entiende por cerveza de centeno (rye en inglés), aquella cerveza en la que el centeno (generalmente malteado) sustituye a una parte de la cebada malteada. El centeno es un tipo de grano (Secale cereale), miembro de la familia del trigo y se relaciona estrechamente con la cebada. El grano del centeno se utiliza para hacer harina, en la industria de la alimentación y para la fabricación de aguardiente, vodka de alta calidad y algunos whiskys.

Un ejemplo clásico de cerveza de centeno es la roggenbier, una cerveza especial producida con hasta sesenta por ciento de malta de centeno. El estilo se originó en Baviera , en el sur de Alemania, y está elaborada con el mismo tipo de la levadura que la Hefeweizen dando como resultado una color y gusto similar. En Finlandia se da la Sahti, otro estilo de la cerveza de centeno con bayas de enebro y la levadura salvaje.

Otro tipo de cerveza de centeno es kvas , aunque el alcohol es lo suficientemente bajo como para ser considerado una de sin alcohol en muchos casos. El Kvas es una bebida fermentada hecha de centeno negro. El color del cereal usado contribuye al color de la bebida resultante. Se clasifica como una bebida sin alcohol para los estándares rusos, ya que el volumen de alcohol suele ser inferior al 1,2%. A menudo es con sabor a frutas o hierbas tales como fresas , uvas o de menta. Es popular en Rusia , Bielorrusia , Ucrania , Lituania , Letonia , y otros de Oriente y de Europa Central de los países, así como en las antiguas repúblicas soviéticas, como Kazajstán y Uzbekistán , donde se pueden ver muchos vendedores kvas en las calles. El kvas también es popular en Harbin y Xinjiang , las áreas dentro de China, que están influenciados por la cultura rusa.

Pero lo que nos interesa realmente es que en Estados Unidos, muchos cerveceros caseros y cervecerías están desarrollando cervezas de centeno. Probablemente el ejemplo más típico de esto sea el de la Rye PA, llamadas "rye-p-a-s" (Founders Reds Rye P.A), una suerte de IPA hecha con centeno. Pero también hay Stouts de centeno (AleSmith Rye Barrel Speedway Stout with Cherries), triples de abadía (Baudelaire Beer Ale Absurd Rye Tripple) o incluso supuestas Brown ales que acaban convirtiéndose en American Strong Ale de nombre alambicado (Cigar City Improvisación (Oatmeal Rye India Brown Ale)).

Y es que parece que el centeno le da a la cerveza unas notas que no le da otros cereales. Al contrario de lo que pasa, por ejemplo, con la avena (Oatmeal en inglés), cereal que se había dejado de utilizar en la producción de cerveza, pero que Samuel Smith recuperó hace tan sólo unos 30 años y que ahora está bastante extendido, que, efectivamente no aporta sabor al líquido, pero sí que le añade un poco de cuerpo, haciéndola un poco mas oleosa, más densa, lo cual, para mí, siempre es agradable en una Stout. Aunque parece que tarda mucho más en cocer, el centeno si aporta un poco un puntito de nuez y especias, matices de fruta, manzanas, o incluso Calvados. Por eso, más que como ingrediente principal, que también, se utiliza para añadir una nota diferente en los estilos habituales. Por ejemplo, Great Divide lo utiliza en su Märzen o Jolly Pumpkin para dar un toque tánico a su Tripel belga.

Más información.

Mejores 10 cervezas de centeno del momento.

Ahora, a esperar a que nos llegue una de estas delicias para poder hacer la nota de cata...

viernes, 30 de marzo de 2012

Duchesse De Bourgogne


Cerveza: Duchesse De Bourgogne
Cervecera: Verhaeghe
Tipo: Roja flamenca
Apariencia: color rojo muy oscuro, casi negro, pero no turbio y traslucido. Corona escasa color marfil y de burbuja grande. Nivel medio de carbónico.
Aroma: Destaca el vinagre de módena, toques a madera y carácter ligeramente terroso.
Sabor: ácido y dulce a la vez, ambos sabores se compensan, no es empalagosa ni seca. se nota bastante el sabor torrefacto, a pasas y caramelo, pero también notas ácidas como manzana verde. También se percibe la madera en el retrogusto, que es muy largo. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: chocolate amargo o un postre de frutos rojos.
Vaso recomendado: Tulipa o Tumblr

IBU: 11
ABV: 6,2%

Ratebeer: Overall 97/Style 79

Opinión personal: una cerveza muy buena, un buen ejemplo de una Roja Flamenca. Con muchos matices y bastante compleja pero fácil de beber, aunque por lo diferente del estilo, no me parece recomendable para "principiantes". También he de reconocer que al final me parecía un poco dulzona. Como curiosidad, decir que esta cerveza es producto de la mezcla (o blended) de otras dos anteriores, envejecidas en barricas de roble 8 y 18 meses respectivamente.
Nota personal: General 87/Estilo 85

miércoles, 28 de marzo de 2012

Dougall´s - Leyenda


Cerveza: Leyenda
Cervecera: Dougall´s (Cantabria)
Tipo: ESB
Apariencia: muy conseguida, tiene un color ámbar oscuro con matices cereza, muy traslúcido, nada turbio, parecido al de un buen bourbon. Corona escasa, blanca y poco persistente, pero se mantiene. Carbónico casi inexistente.
Aroma: intenso para ser una ESB, lupulado no muy extremo, flores, algunos cítricos. Se nota la malta: sobre todo pasas, pero también caramelo, tostados, toques a vainilla.
Sabor: cuerpo medio-alto para ser una ESB, un poco amarga, pero no muy seca. Retrogusto largo. Alcohol muy bien integrado
Maridaje: fish & chips, carnes blancas y verduras.
Vaso recomendado: pinta o shaker.

IBU: 35
ABV: 5,8%

Opinión personal: la verdad es que me ha parecido un auténtico cervezón. Está muy bien hecha, muy equilibrada, se nota el lúpulo, pero también deja ver el carácter maltoso. Reconozco que no soy muy amigo de las Bitter y las Mild más tradicionales, pero esto es otra cosa, me ha recordado casi más a una IPA de las tradicionales de pub inglés con moqueta.
Nota personal: General 80/ Estilo 95

lunes, 26 de marzo de 2012

Saison - Dupont


Cerveza: Saison
Cervecera: Brasserie Dupont
Tipo: Saison
Apariencia: color amarillo pajizo, turbio, corona escasa pero compacta y persistente, de color blanco y burbuja fina.
Aroma: a cítricos, piel de limón, levadura, pan.
Sabor: muy refrescante, presenta un ácido continuado pero suave y atenuado, notas terrosas, probablemente por la levadura, no muy seca. Alcohol bien integrado. Cuerpo medio tirando a ligero.
Maridaje: pescados, arroces, mariscos frescos.
Vaso recomendado: tulipa.

ABV: 6,5%

Ratebeer: Overall 99/ Style 99

Opinión personal: es una cerveza que he probado muchas veces pero que volví a probar hace unos días y como me encanta, no dudé en hacerla una nota de cata. Por lo menos para mi, esta es LA SAISON, hay otras, unas me gustan mas, otras son más originales, más ácidas, más complejas... pero ésta es el paradigma de las saison y a mi me gustan mucho! Si cualquier cerveza se autodenomina saison, tiene que parecerse en algo a esta! Una cerveza muy equilibrada y refrescante, muy rica!
Nota personal: General 90/ Estilo 95

sábado, 24 de marzo de 2012

Guava Grove - Cigar City


Cerveza: Guava Grove
Cervecera: Cigar City
Tipo: Saison con Guayaba
Apariencia: color naranja muy vivo, un poco turbio. Mucho carbónico, típico de las saison, corona escasa pero persistente, compacta, color blanco.
Aroma: intensidad media, galleta, pan, levadura belga, melocotón, frutas blancas, uva.
Sabor: muy refrescante, cuerpo medio, en un primer momento es ácida, se nota mucho el carbónico, toques dulces, pero no empalagoso, frutas tropicales, mango, compensan el principio ácido. Notas terrosas. Ligeramente seca. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: pescados, mejillones, arroces.
Vaso recomendado: tulipa.
IBU: 18
ABV: 8%

Ratebeer: Overall 97/ Style 92

Opinión personal: me ha gustado mucho esta cerveza, está muy compensada, es una cerveza redonda, como todas las que he probado de Cigar City. Queda claro que es una Saison (no como otras cervezas, que sabes que lo es porque te lo dicen, pero no lo parecen) pero la innovación de introducir guayaba le viene perfecto.
Nota personal: General 92/ Estilo 96

Sobre las notas de cata

He estado pensando sobre la forma de puntuar las cervezas y creo que poner una sola nota sobre 10 no es justo para las cervezas y me lo hace difícil, por la sencilla razón de que no es lo mismo comparar una bitter con una imperial stout, no puede competir al mismo nivel, así que voy a adoptar un sistema de notas exactamente igual al de Ratebeer: una nota general y otra respecto al estilo y ambas sobre 100. Espero que les agrade.

Cerveza y postmodernidad



En primer lugar voy a empezar disculpándome, como los que saben que están haciendo algo mal (Excusatio non petita accusatio manifesta). Me disculpo ante los filósofos porque esto no va a ser más que unas breves notas, un esbozo, creo que podría dar mucho de sí, de hecho creo que podría dar para un libro bastante contundente, hay muchos elementos a analizar, pero esto no es más que un blog y yo no estoy por la labor (quizá algún día…) así que la cosa no va a ser muy rigurosa. Ante los cervezófilos tengo que disculparme porque puede que parezca demasiada elucubración y un poco tontería llevar la cerveza hasta este terreno, pero bueno, a mi me parece que las cosas encajan y bueno, ¡qué diantres!

Realizada la apología, la estructura de la idea es bien simple:
1. Breve exposición de lo que entiendo por postmodernidad.
2. Breve revisión del mundo cervecil desde 1970 hasta la actualidad.
3. Corolarios.

Sin más dilación vamos al tema:

1. Entiendo por postmodernidad aquel periodo de la historia surgido a mediados del Siglo XX como consecuencia del fin de Modernidad. No voy a entrar ahora en valorar si la Postmodernidad continúa o por el contrario reacciona frente a la Modernidad, lo único que dejo claro es que es sucesivo a ésta. En toda sociedad existe un centro legitimador, que se conoce como metarrelato, que cohesiona y articulan el todo social. Así, en las sociedades premodernas, el metarrelato era de origen mítico y religioso, en la modernidad ocupan su lugar los metarrelatos basados en la Razón Ilustrada. La postmodernidad es la época de la historia en la que los metarrelatos se han mostrado falsos y ya no tienen capacidad legitimadora, esa es la principal característica de la postmodernidad. Por lo tanto, el fin de los grandes relatos modernos, omniabarcantes e incompatibles entre sí, supone la afirmación de los microrelatos, pequeñas cosmovisiones más laxas, flexibles y permeables, que permiten explicar mejor la realidad pero que, al mismo tiempo, suponen el relativismo extremo, todo vale, al no haber ya una verdad absoluta que no pueda ser negada. En cambio hay muchas verdades y pueden relacionarse unas con otras sin contradecirse entre sí.

2. En 1965 Fritz Maytag, en San Francisco, salvó la Anchor brewing del cierre por bancarrota, pero no sólo la salvó, sino que tuvo que refundarla y lo hizo de tal forma que cambió completamente el estilo de hacer cervezas de su empresa, en lugar de fabricar un producto convencional decidió apostar por el cambio y comenzó así la revolución cervecil de finales del Siglo XX. Después de Anchor fueron surgiendo poco a poco algunas cerveceras a lo largo y ancho de los Estados Unidos, probablemente la más conocida sea Sierra Nevada, fundada en 1979, también en California, la cual empezó también como una microcervecería pero que con el paso del tiempo se ha convertido ya en la cuarta cervecera más importante de todo los EEUU por volumen de producción. (Espero poder dedicarle otro post a las implicaciones políticas de esto) pero el caso es que, como todos sabemos, desde entonces, esto ha sido un no parar. Las microcervecerías en EEUU no han dejado de aumentar, han surgido en otros países anglosajones, en el resto de Europa, se ha potenciado su presencia en países de tradición cervecera, como Bélgica e incluso en otros más tradicionales como Alemania y están surgiendo sin parar en países en los que teníamos menos tradición como el nuestro.
Lo que nos interesa ahora es el tipo de cervezas que se hacen desde principios de los 70 hasta ahora, porque lo que se ha hecho es reformular, mezclar, recuperar y deconstruir los tipos de cerveza tradicional. Como hemos dicho, la cosa empezó en EEUU, recogieron las diferentes tradiciones de los distintos países europeos, sobre todo Inglaterra, pero también Bélgica, Alemania y Chequia, pero no sólo los recrearon, sino que los mezclaron entre sí, creando por ejemplo IPAs o Imperial Stouts al estilo belga, llevaron los límites hasta el extremo, haciendo cervezas muy amargas o con muchísima más graduación de lo habitual, recuperaron estilos perdidos o casi perdidos, o crearon cervezas nuevas cuyas categorías, a priori, no deberían coincidir, como las IPAs oscuras (lo cual es una propia contradicción en los términos ya que IPA significa Indian Pale Ale y la traducción de Pale es Pálida, que es el tipo de malta mayoritario en este tipo de cervezas y que, evidentemente, no es oscura) de tal forma que en ocasiones los límites entre los propios estilos se han desdibujado. Es verdad que el hecho de no tener una tradición de siglos les permitía a los americanos jugar con la cerveza como hicieron, dando lugar a esos estilos nuevos que tanto nos gustan, como las “American Strong Ale”, todo un universo en el que la única regla que hay es que la cerveza sea como un peloti. Mientras que en otros países de más tradición era más difícil salirse de esta misma, por lo que se mantuvieron los estilos clásicos durante unos años, pero como hemos comentado antes, poco a poco estos también fueron cayendo, dando lugar a triples belgas superlupulizadas o bitters con levadura belga.

3. Por todo lo expuesto, creo que se puede decir que la revolución cervecil empezada, como hemos dicho en Frisco por Fritz Maytag y que ya se ha extendido por todo el mundo, es claramente postmoderna. Vivimos en la época de las cervezas postmodernas porque ya no hay grandes metarrelatos cerveciles, esto es, no hay un número determinado de estilos tradicionales e intocables que hay que repetir una y otra vez hasta la saciedad, ahora podemos crear estilos nuevos y experimentar con los ya existentes, por eso podemos tomarnos una porter de estilo belga hecha en Alemania y no nos escandalizamos.
Es evidente siempre habrá gente más tradicional que seguirá prefiriendo su cerveza “de toda la vida”, sin experimentos ni cosas raras, pero también es verdad que cada vez esto va a mas. Y yo, en este caso (no así en otros) lo celebro con una pinta de Saison con Guayaba!

viernes, 23 de marzo de 2012

Shark Pants - Struise & Three Floyds



Cerveza: Shark Pants
Cervecera: Struise (Bélgica) & Three Floyds (USA)
Tipo: Imperial IPA
Apariencia: color rojo oscuro, casi marrón y turbio corona exagerada al principio, va disminuyendo poco a poco, pero se mantiene, color marfil.
Aroma: muy intenso, sobre todo flores y cítricos. Levadura belga.
Sabor: sabor también muy intenso, sobre todo uvas y resina o pino, no es seca, algo de caramelo por la malta, cuerpo y carbónico medio. Alcohol bien integrado.
Maridaje: comidas picantes y a la brasa.
Vaso recomendado: tulipa

IBU: 300
ABV: 9%

Ratebeer: Overall 92/ Style 45

Opinión personal: esta es una buena bomba de lúpulo. Me ha gustado mucho, tiene las típicas notas de una cerveza de este estilo, con muchos matices. A mi no me parece que sean 300 IBUs, de hecho en Rb dice que tiene 288, yo diría que menos aún, aunque a lo mejor llega un límite en nuestra percepción a partir del cual ya no percibimos más amargor. El caso es que es una muy buena cerveza, de estilo americano, pero con ese toque belga de los grandes de Struise.
Nota personal: 9,25

La Virgen Madrid Lager


Cerveza: Madrid Lager
Cervecera: La Virgen
Tipo: Lager Helles
Apariencia: color amarillo dorado pajizo, corona de tamaño medio, blanca, compacta y duradera.
Aroma: ligero pero bueno, destacan lúpulos un poco cítricos y toques de pino.
Sabor: muy refrescante, notas de cítricos y florales, buen nivel carbónico, se mantiene constante. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: Pollo, pescados blancos, verduras o arroces.
Vaso recomendado: vaso alargado tipo Lager

Opinión personal: Es una lager muy bien hecha, la mejor lager española que he probado sin duda. Creo que es una cerveza hecha para el público español, pero con un toque especial, aromas ligeros pero interesantes y muy buen sabor. Es una cerveza refrescante pero distinta de la habitual cañeja de terraza y, evidentemente, de una calidad muy superior.
Nota personal: 9

jueves, 22 de marzo de 2012

Inauguración de Cervezas La virgen



Ayer dia 21 de Marzo y coincidiendo con el inicio de la primavera, Cervezas La Virgen abrió sus puertas.
Esta cervecera situada en las Rozas de Madrid, surge con el objetivo de hacer una cerveza madrileña en estado puro.
La Virgen Madrid Lager es la primera cerveza de la casa, es una cerveza rubia y fresca, tipo helles, aromática, hecha sólo con ingredientes naturales y muy al gusto madrileño. Hay dos variantes: filtrada y sin filtrar.
Es singular que una nueva cervecera artesana se atreva con una Lager, mucho mas lenta de producir que una ale.
La fábrica de cervezas La Virgen es un lugar especial, en ella se puede ver cómo el equipo produce la cerveza y te cuenta con cariño y orgullo cada uno de los pasos de la producción. Así comprenderás porqué es una cerveza pura, fresca y natural hecha con malta, lúpulo, levadura, agua de Madrid y amor, nada más.
La propia fábrica cuenta un espacio de degustación, desde el que se puede observar toda la maquinaria. El local está abierto al público todos los viernes de 18h00 a 24h00 y los sábados de 12h00 a 16h00 y de 18h00 a 24h00. Si te animas a visitar La Virgen te encontrarás tomando una buena cerveza fresca y lo que llaman el mejor perrito caliente de Madrid, en un ambiente totalmente industrial y a la vez cuidado con esmero.
La Virgen se distribuye para venta al público en tercios, en cajas de 6 y 24 botellas. También tienen duplos, botellas de 0,75cl, ideales para compartir.
Dentro de poco se podrá encontrar en los sitios más auténticos de Madrid.



Muchas gracias a Jaime, de Cervezas la Virgen, por la información y las fotos. Mañana mismo subiré la nota de cata de la cerveza, que está a salvo en mi libreta.

Shark Pants


COMING SOON!

Alvinne - Undressed


Cerveza: Undressed
Cervecera: Alvinne
Tipo: Oud Bruin
Apariencia: color marrón rojizo muy oscuro y opaco, casi negro. Corona inicial prominente pero se atenúa en seguida, dura unos pocos segundos y luego desaparece, dejando una línea alrededor del vaso de un par de milímetros, de color beige claro. Sin embargo, el carbónico se mantiene presente todo el rato.
Aroma: no muy acentuado, huele bastante a levadura belga, típica de abadía, pero también a frutas blancas, uva o manzana.
Sabor: extraordinario, básicamente es una Oud Bruin, pero menos ácida, un poquito menos "vinagre", con toques a pasas dulces, madera y manzana verde, muy compleja. Nada de amargor, de hecho la botella indica 0 EBU. Alcohol muy bien integrado. El retrogusto es largo y seco.
Maridaje: quesos grasos, foie, arroces.
Vaso recomendado: Tulipa o Tumbler.
IBU: 0
ABV: 6,9%

Ratebeer: (Todavía no tiene nota)

Opinión personal: Extraordinaria cerveza. Tengo especial debilidad por los estilos "marginales", quicir, aquellos que no están de moda o que no se ven tanto, como las IPAs o las Imperial Stout (ojo, que me encantan los dos, eh?) El caso es que esta cerveza es una vuelta de tuerca mas a ese estilo tan flamenco como son las Oud Bruin. al igual que comentaba el otro día respecto a la Brasserie Fantôme, esto es jugar con la tradición pero de otra forma a como se suele hacer, ya que lo habitual es echar más lúpulo, y esta no tiene ni un sólo EBU. Pues eso, muy buena cerveza, muy compleja, pero creo que no es para "principiantes".
Nota personal: 9

To Øl - Final Frontier


Cerveza: Final Frontier
Cervecera: To Øl
Tipo: Imperial IPA
Apariencia: naranja ambar oscuro, corona escasa, blanca, persistente.
Aroma: muy intenso, gran intensidad de naranjas frescas,
Sabor: gran intensidad de los lúpulos (estilo Simcoe), muy frutal. Muy refescante. Carbónico medio. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: picantes, comidas muy especiadas, thai, mexicana.
Vaso recomendado: Tulipa o Snifter
IBU: +100
ABV: 9%

Ratebeer: Overall 98/Style 89

Opinión personal: Muy buena cerveza, una de las mejores DIPA que he probado últimamente. Es muy lupulizada pero bastante compensada, se notan otros matices. Está claro que no sólo han metido todo el lúpulo que han podido. Muy bebible, lo cual la hace muy peligrosa al tener 9%. Tampoco se notan esos enigmáticos "más de 100 IBUs". Es otra cerveza danesa hecha en las instalaciones de De Proefbrouwerij, en Bélgica.
Nota personal: 8,75

miércoles, 21 de marzo de 2012

Freigeist - Abraxxxas


Cerveza: Abraxxxas
Cervecera: Freigeist (Significa "Espíritu libre" en alemán)
Tipo: Berliner Weisse
Apariencia: naranja turbio pajizo, no demasiado atractivo, bastante carbónico, corona escasa, desaparece rápido.
Aroma: se notan los ahumados, en curioso contraste con los cítricos, la otra nota predominante.
Sabor: se nota bastante el ahumado, en contraste con limón fresco, también se nota el sabor a trigo, pero sobre todo el ácido un poco seco, muy refrescante, ligeras notas florales. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: por lo seco y refrescante, iría bien con algo muy salado, como unas anchoas o un bacalao, aunque a lo mejor este último le quedaría un poco grande.
Vaso recomendado: Bowl.

ABV: 6%

Ratebeer: Overall 90/ Style 77

Opinión personal: la descripción que dan los autores de esta cerveza es la de Imperial Berliner Weisse, claramente inspirada en el viejo estilo Lichtenhainer, como pudimos descubrir hace unos días gracias al fantástico blog de lupuloadicto. Por lo tanto, parece que esta cerveza es un ejemplo más de esas que son fabricadas en Europa, retomando la tradición, pero pasada por el tamiz "Imperial" americano, que consiste en enfatizar alguno de los matices de esa cerveza. Para los que no lo sepan, el estilo Berliner Weisse es es un tipo de cerveza de trigo típica de Berlín, con un contenido alcohólico entre 2,5% a 3% y de color ligeramente turbio. Se suele tomar sola o con un poco de jarabe de aspérula (verde) o de frambuesa (roja). Y en el proceso de fermentación se utilizan levaduras de fermentación ale y bacterias de fermentación láctica, de ahí el sabor ácido y un poco salvaje que recuerda a las Oud Bruin, Rojas flamencas o lámbicas. Por lo complicado del proceso de fabricación y por lo difícil de su gusto, es una cerveza que hasta hace unos años estaba casi olvidada, por todo eso, teóricamente me alegro mucho de que esta cerveza se haga en Alemania, llevándola además a otro nivel de complejidad, pero a parte de eso, también me gustó mucho, me pareció original, refrescante, con muchísimos matices, muy interesante.

Nota personal: 8,75

martes, 20 de marzo de 2012

Brewfist - Spaceman


Cerveza: Spaceman
Cervecera: Brewfist (Codogno, Italia)
Tipo: IPA
Apariencia: color naranja dorado, apariencia turbia, corona grande, compacta y persistente. Carbónico medio y persistente.
Aroma: extraordinario, muy aromática gracias al lúpulo: notas florales, de pino, cítricos...
Sabor: bastante complejo, amargor y sequedad acentuados, procedentes del lúpulo. Frutas exóticas, piña, cítricos. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: comidas picantes, thai, carnes a la brasa.
Vaso recomendado: tulipa o shaker.
IBU: 70
ABV: 7%

Ratebeer: Overall-96/Style-94

Opinión personal: Una de las mejores IPAs que he probado últimamente. Muy en la tradición de la Costa Oeste, aromática, floral, muy refrescante. Bastante compleja en la boca. Una cerveza muy bien hecha.
Nota personal: 8,75

lunes, 19 de marzo de 2012

Alhambra - Mezquita

Cerveza: Mezquita
Cervecera: Alhambra
Tipo: Imperial Pils
Apariencia: Color cobre oscuro rojizo, muy bonito, parecido al brandy o whisky, corona poco duradera, color marfil, poco persistente. Poco carbónico.
Aroma: intensidad media. Caramelo, naranja marga.
Sabor: poco cuerpo. Gusto a caramelo, vainilla, miel, ahumados y amargor ligeros pero presentes. Alcohol mal integrado.
Maridaje: quesos y verduras fuertes, como alcachofas, espárragos, endibias, etc.
Vaso recomendado: Largo típico de Lager
IBU: --
ABV: 7,2%

Ratebeer: Overall 38, Style 77.

Opinión personal: probablemente la mejor cerveza industrial española que he probado. Es relativamente compleja y no tiene el alcohol tan mal integrado como la Voll-Damm o la 1925, lo cual no significa que esté bien. Creo que lo mejor de todo es el color.
Nota personal: 5

Reflexiones en torno a BrewDog.



Para lo que no la conozcan, BrewDog es una de las cerveceras que lo está petando últimamente. Emplazada en Fraserburgh, Aberdeenshire, al norte de Escocia, zona geográfica de tradición cervecera, pero no taaaanto como otras, como West-Vlanderen, por poner un ejemplo, así a bote pronto. Pues bien, esta cervecera empezó su andadura en 2006, dos colegas empezaron haciendo birra en su garaje (como tantos otros hacemos) y la cosa fue bien y decidieron dar el paso. Uno de ellos era, es y será (me imagino) el maestro cervecero y el otro realizó estudios de empresariales (ahí empezamos a ver los cuernos al demonio).

En Octubre de 2010 abrieron el primero de una ristra de bares por el Reino Unido. Creo que ya van 6, uno de ellos en el molón barrio de Camden, en Londres, donde se junta la crema de la intelectualidad (como diría Sabina no sin sorna).
Creo que tienen más de 100 cervezas registradas, evidentemente no están todas disponibles ahora mismo, muchas de ellas han sido pruebas que han estado durante poco tiempo en el mercado o ediciones limitadas para festivales, o lo que sea. Pero esto es muy normal dentro del mundo cervecil, es más a mi me parece estupendo. Mi cervecera predilecta, De Molen, tiene casi tantas, y Mikkeller creo que más aún.
Sus campañas de marketing son extremadamente agresivas, empleando técnicas bastante conocidas, pero que creo que por primera vez se han llevado al mundo de la birra de mano de estos colegas. Ejemplos: criticar a otras cerveceras “industriales”, como Stella, utilizar hasta la extenuación sloganes absurdos pero con mucho gancho, como en este caso “Beer for punks” o hacer cervezas de ediciones limitadísimas, en este caso de dos formas:
a)Estridentes: como la “competición” con la cervecera alemana y la serie de cervezas resultante (Tactical nuclear Penguin, Sink de Bismarck y The End of History), la cerveza fermentada en el fondo del mar o la Royal Virility, para conmemorar la boda del príncipe británico.
b)Aduladoras: las Abstrackt. Las que he probado son muy buenas (cáspita, ya estoy valorando, lo siento, no lo puedo evitar) pero son cervezas que quieren adularnos a los de morro fino, hacer cosas que nunca se han hecho y que, por ello irremediablemente, las compramos como los mosquitos se acercan a las luces esas azules que se cuelgan en los bares de carretera distribuidos en verano por nuestra querida piel de toro.

Hasta aquí la exposición. Casi nada crítico, sólo hechos. Ahora, a valorar sus cervezas, que es lo que nos importa. Pues bien, la más conocida de sus cervezas, la Punk IPA, una IPA (por si alguien no se ha dado cuenta) es una cerveza correcta. Lo primero que hay que decir es que esta cerveza ha sufrido un cambio, básicamente, antes era más agresiva, tenía más alcohol, 6%, ahora tiene 5,6% y más IBUS, antes tenía 68 y ahora tiene 45. Para Ratebeer la de ahora es mejor que la de antes, pero a mí me gustaba más cuando tenía ese puntillo mas macarra. También la han empezado a enlatar, en lugar de embotellar, no son los únicos, desde Cigar City hasta Sierra Nevada ya lo han hecho, incluso hay una página web de de Craft Beer in Cans, así que algo tendrá el agua cuando la bendicen, pero yo sigo siendo de la vieja escuela y prefiero barril o botella en su defecto y esta, cuanto más grande mejor! Pero bueno, eso es harina de otro costal, ya dedicaremos otra entrada a ese tema.

Como ya he dicho, a mi la Punk IPA me gusta, mas antes que ahora, pero me gusta. También me gusta la Hardcore IPA, además me recuerda a mis queridos Minor Threat, Bad Brains o Dead Keneddys. Me gustan mucho las Abstrackt (las que he podido probar), me gusta la Tokio y la Paradox y si sacan una birra nueva la pruebo de cabeza. Hacen buenas cervezas, que es lo importante. Pero:

1.También hacen cervezas muy malas. La Dogma, por ejemplo, que se supone que tiene guaraná, semillas de amapola, nuez de kola y miel de brezo, no sabe a nada de eso, sólo sabe a lúpulo! Para eso, haz mas monovarietales, no? Como las Punk is dead o las que hace Mikkeller. La Alicer porter puede ser una porter, pero de Baltic tiene el nombre. Y la Imperial Pilsen tres cuartos de lo mismo.

2.La publicidad me parece demasiado agresiva. Todos sabemos que Stella o Budweiser son una castaña, pero no creo que sea necesario menospreciarlas y ponerse a su nivel.

Conclusión: todo esto hace que a mí me dé la sensación de que están en todo esto para vender. Entiendo que quieran vender, quieren dedicarse a ello, ya me gustaría a mi poder dedicarme a ello, a hacer mi propia cerveza y hacer cervezas nuevas, que quiero probar, que no están en el mercado y para ello hay que hacerlo de tal forma que vendas, evidentemente. Pero me la sensación, cada vez más, de que estos lo hacen solo por vender, no por amor al arte y eso es lo que no me gusta.
Hay un equilibrio intermedio que es donde está la virtud, según Aristóteles, pues en este caso pasa lo mismo, puedes hacer cerveza de calidad y con un mínimo de publicidad y tal, pero esto tiene sus límites y si te pasas te acabas metiendo en el mismo saco que tanto criticas, acabas siendo una gran corporación como Fosters o Coronita y es lo que parece que les va a pasar a estos muchachos. Con la gran contradicción añadida de que se han hecho “famosos” precisamente por criticar eso.
Y para acabar, de nuevo me remito a la música, hay tres extremos: Kiss, Clutch y Discharge. Los primeros lo único que quieren es vender discos, les da igual como: acaban haciendo mierdones como “I was made for loving you”. Clutch son unos tios que hacen la música que les mola, son respetados y poco a poco mas conocidos, sólidos. Discharge, hacen buena música, pero tienen tanta carga política y son tan antisistema que les conocemos cuatro gatos.
Quicir que Brewdog hace cervezas buenas, algunas muy buenas, pero nunca podría ser una de mis cerveceras predilectas.

domingo, 18 de marzo de 2012

Cerveceras predilectas

Voy a hacer un top 10 personal de cerveceras. Para ello, tengo que haber probado bastantes cervezas de esa casa, que me hayan gustado y que, sobre todo, esté de acuerdo con el rollo que llevan, quicir, con su política cervecil, esto es, el tipo de birras que hacen, como las hacen, distribución, marketing, etc. Sin más dilación:

1. Brouwerij De Molen (Bodegraven, Paises Bajos): todas las cervezas son muuuy buenas, diseño de las etiquetas es sencillo y sobrio pero con muchas información, precios ajustados, mucha variedad de caldos y todos ellos muy redondos, compensados y equilibrados, aunque juegan siempre un poco con la tradición.

2. De Struise Brouwers (Oostvletern, Bélgica): sus cervezas también son muy buenas, aunque he probado algunas que no me han gustado tanto, como por ejemplo la Rosse. Tienen etiquetas que molan, como la de Shark Pants o la de la Pannepot, pero también tienen otras horribles y no tienen chapitas, que eso para los que coleccionamos, es un puntillo. También tienen bastante variedad y aunque no suelen ser tan equilibrados como los anteriores, casi todo lo que hacen es de muy buen gusto.

3. Port brewing/Lost Abbey (San Marcos, CA, USA): tienen unas cervezas increibles, todas las que he probado me han encantado. Las dos caras de esta compañía se complementan perfectamente, la primera haciendo cervezas rollo yankee muuuy ricas, que rompen bastante con la tradición, creando incluso estilos nuevos, pero sin hacer tontunas. La segunda todo lo contrario, retoma los patrones cerveciles belgas y los lleva a nuevas dimensiones. Muy buenas sin ninguna duda. Los diseños en general molan, aunque a veces pecan un poco de horterillas, pero aún así muy chulos. Los precios para ser yankees son bastante ajustados.

4. Cigar City (Tampa, FL, USA): reconozco que de esta he probado menos cervezas que de las dos anteriores y, sobre todo, menos de las que me molaría haber catado, peeero, aún así he probado unas cuantas y me han encantado siempre. Creo que innovan mucho, pero respetando la tradición. Además todas las innovaciones que meten son sutiles y de muy buen gusto. Los diseños son increíbles y me flipa que sugieran maridajes de birras con puros!

5. Mikkeller (Copenague, Dinamarca): la mayoría de las producciones de este artista que he podido catar me han enamorado, pero reconozco que hay muchas que no lo han hecho tanto. En líneas generales, podríamos decir que es bastante irregular. Aún así creo que hay que destacar su Not just another Witt, la texas Ranger, la Black Hole y los monovarietales de lúpulo, cosa fina. Los diseños molan mucho, sobre todo los que les hace el Keith Shore, pero lo que de verdad me flipa de este hombre es el rollo de gipsie brewer (estoy dándole vueltas a un articulillo sobre ese concepto, si lo quereis, esperarse! como dicen las folkloricas) Además, este tipo se atreve con todo! desde los mayores locurones hasta las cosas mas tradicionales, es muy completo, lo único malo es que sea tan irregular.

6. Nøgne Ø (algún lugar de Noruega): las cervezas de esta compañía me gustan porque son muy clásicas, y me explico, hace muchos tipos de cervezas, muy bien, pero sin hacer locuras. ¿Una IRS? Pues una IRS, pero como Dios manda! sin hacer florituras, sobrio, pero mas que correcto, como sus etiquetas y todos sus diseños, minimalistas, nórdicos!

7. Rogue Ales (Newport, OR, USA): he probado bastante birras suyas, todas me han gustado, aunque personalmente el diseño no me atrae mucho, tienen mil tipos pero creo que hacen algunas tonterias, como la Bacon Maple Ale. Si no fuere por ello, estarían mucho más arriba en mi clasificación personal (sé de sobra que les da exactamente igual, pero yo soy muy mio)

8. Brasserie Fantôme (algún lugar de las Ardenas, Bélgica): los diseños son de lo peorcito pero sus cervezas son increibles. Creo que es un caso muy curioso, parece que ha tenido una evolución paralela a la de toda la "tradición de la revolución" (si Hegel leyera esto...) cervecil de los últimos 40 años, quicir, que ha cambiado muchos estilos, pero a su manera y eso es muy interesante.

9. Jolly Pumpkin Artisan Ales (Dexter, MI, USA): esta cervecera me gusta mucho por la especial predilección que tienen por las Sour Ales, precisamente porque a mi me gustan mucho, tan vínicas y salvajes, con muchos matices y tan poco explotadas! no se muy bien porque será eso, no lo entiendo, pero bueno, el caso es que esta cervecera abre un abanico muy grande de posibilidades dentro de las Sour. Los precios no son muy ajustados y los diseños un poco naif, pero a mi me molan!

10. Cantillon (Bruselas, Bélgica): tenía que haber alguna de estas lámbicas de bruselas y yo creo que Cantillon es la mejor, por retomar esta tradición y llevarlas a cotas nuevas, experimentando con ánforas! (como me gustaría catar eso), ¿que mas se puede pedir?


Evidentemente me he dejado muchas fuera del tintero y estoy casi seguro de que si le diese unas vueltas cambiaría algunas de posición, entrarían otras y saldrían algunas, pero creo que la idea básica está reflejada...
Otro día escribiré sobre las cervezas que más me apetece probar, pero que solo he conseguido alguna vez o ninguna, por su difícil disponibilidad, alto precio o circunstancias similares, pero ya adelanto que son Stone, Stillwater, Dogfish Head, Hair of the Dog, Russian River y sobre todo, Three Floyds.

sábado, 17 de marzo de 2012

Popaire - Tramuntana


Cerveza: Tramuntana
Cervecera: Popaire
Procendencia: Blanes, Costa Brava.
Tipo: Brown ale envejecida en roble.
Apariencia: color marron oscuro, bonito, poco turbio, corona blanca, no muy consistente pero persistente, de color blanquecino.
Aroma: no muy pronunciado. Un poco afrutado, canela, tostados.
Sabor: fuerte, bastante cuerpo, chocolate, caramelo, toques leves de lúpulo Goldings. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: creo que es una cerveza para tomar como copa, aunque creo que le iría bien a un marisco o con comidas a la brasa.
Vaso recomendado: dimpled mug (Típica jarra de brown ale)
IBU: 45
ABV: 9,2%

Opinión personal: gran cerveza, espectacular, grata sorpresa. Junto con la Back in black y la Undead, creo que una de las mejores cervezas de la península que he probado. Es una brown ale, pero rompe un poco con el estilo y eso me gusta, es mucho mas fuerte de lo habitual, cosa que muchas veces he pensado que no sé porqué no se hace mas. De hecho, llevaba un tiempo pensando en envejecer una cerveza en roble durante unos meses y estaba entre una Barley wine y una brown ale, pero el haber probado la Tramuntana me ha empujado definitivamente a hacerlo con una Brown ale. Creo que esta, junto con la Maduro de Cigar City, salvando las distancias, son las mejores Brown Ales que he catado e, insisto, creo que se debería apostar mas por estos estilos y no tanto IPAS e IRS, que están muy bien, pero que a veces cansan un poquito.
Nota personal: 8

Filosofía, cerveza y mujeres

Sobre la revolución cervecil ibérica.

Antes de empezar quiero decir que digo ibérica y no española simplemente porque me mola mas, no porque tenga ninguna segunda intención ni haga alusión a nada. El caso es que ayer fui a Pryca (sí, soy uno de los no se ha acostumbrado a llamarlo Carrefour) y vi que en la parte de cervezas tenían Chimay, Leffe de 75 cl. Unas cuantas bávaras, alguna checa, dos o tres “artesanas” españolas y, sobre todo, ¡marca blanca de cerveza artesana! No sé si alguno más sabía esto, pero yo no tenía ni idea. Además, ¡había tanta gente en esa zona del pasillo que incluso me costó acercarme para poder ver los productos! Lo nunca visto. Así que puse a reflexionar, porque yo soy mucho de eso, de reflexionar y me di cuenta de que esto del boom cervecil peninsular ha llegado a unos niveles que creo que ninguno de nosotros podía sospechar.
Hace la friolera de diez añitos recuerdo ir a comprar bebidas alcoholicas con mis colegas púberes para dedicarnos a ingerirlos en la calle. En aquella época esto era muy habitual. Recuerdo también que la mayoría de mis amigos y demás allegados compraban Kalimotxo y litronas, algunas chicas compraban Maritrini, y los más avezados Ron o Whiskey. Yo, en cambio, me iba a la parte de cervezas del Pryca (en esa época si se llamaba Pryca) y me pillaba las cervezas que fueren de importación. Recuerdo con especial cariño las Grimbergen, Paulaner, Franziskaner, alguna Guiness o Murphys (hoy que es San Paddy), alguna Leffe o incluso Chimay. Pero nada más. Era imposible comprar cualquier otra birra. Y si hablabas de birras yankees te referías a la odiada (y con razón) Budweiser.
Unos años después, pero con las mismas constates vitales cerveciles, terminé mi primer curso universitario y conseguí una beca para ir a estudiar alemán a Munich. Yo, evidentemente, no quería aprender alemán, sino probar birras nuevas. Y lo hice, vaya si lo hice. No sólo me puse finolis a Paulaner, Agustiner, Lowenbrau y a ir a la Hofbräuhaus sino que busqué con ahinco nuevos estilos y me familiaricé con relativa facilidad con rarezas como las ahumadas de Bamberg, la Kolsch de Colonia, la Altbier de Düsseldorf… Tocaron retirada y volví a esta, nuestra querida piel de toro, pero cual fue mi decepción cuando al volver al Pryca, vi que sólo había la misma mierda de siempre (perdonen el francés, pero era así).
Unos años después me surgió una oportunidad parecida, pero en esta ocasión para mejorar mi inglés en Newcastle. Y del mismo modo traté de hacer lo mismo que unos años atrás hice en Baviera, recorrerme los pub a lo largo del Tyne buscando Real Ales, casks y demás caldos británicos. Tuve la oportunidad de probar la archiconocida Newcastle Brown Ale, pero también otras Brown Ale, unas cuantas Stouts, un par de Old Ales, una Barley Wine y alguna que otra Bitter. Unas mejores y otras peores, lo que desde luego hicieron fue aumentar mi registro cervecil. La vuelta también fue muy similar a la anterior, pero en esta ocasión el batacazo fue mucho menor, porque ya sabía lo que me esperaba en las bandejas del Pryca.
La explosión para mi, llegó cuando recibí una beca Erasmus para ir hacer los cursos de doctorado a Leuven, Bélgica. Yo decía a mis amiguitos que me iba allí porque era el lugar en el que estaba el archivo Husserl, autor por el que yo tenía gran predilección, pero en realidad lo hice por la cerveza… el año entero fue un no parar de probar cervezas y estilos nuevos, visitar cerveceras, cervecerías, bares, pubs, lo que fuera, incluso hice varios cursos de cata pero, sobre todo, fui varias veces a la abadía de St. Sixtus, donde se elabora la celebrada Westvleteren y en todas esas ocasiones me pedí carias veces las 12, que como muchos de vosotros sabéis, está que te inclinas. Evidentemente podría estar años hablado sobre ese año, Gante y la Kloekke Roeland, las Ardenas y las saison, Bruselas y las lambic…
El caso es que a mi vuelta el batacazo, esta vez fue mucho menor. Justo ese año empezaron a encontrarse algunas cervecitas más, no solo en el famoso Pryca si no que empezaron a aparecer tiendas y bares cada vez más especializados que traían más y mejores cosas. Poco después empezaron a aparecer también cervezas artesanas españolas, unas que me gustan más y otras que me gustan menos, pero eso es lo normal, ¿no? Para gustos están los colores, que dice mi querida madre. De una forma un tanto hegeliana, mi reacción, a lo largo del tiempo, ha tenido tres fases:
1.Alegría: bien, por fin empieza a haber cervezas decentes. No solo voy a poder comprarlas, en bares o tiendas sino que también voy a poder empezar a hablar con gente sobre el lúpulo o la levadura sin parecer un astraterrestre.
2.Decepción: algunas de las cervezas artesanas son una auténtica castaña, lo único que pretenden es vender, se la suda la birra, a la gente le mola la birra porque está de moda, hace unos años era imposible pillar esto, ¿dónde estaba esta gente entonces?, a mi me molaría hacer algo pero no puedo… pesimismo galopante.
3.Aceptación y optimismo: vale, esto es una moda y va a pasar, pero mientras tanto vamos a aprovecharlo, a hincharnos a birras que son el recopetín. Pasará la moda y no habrá tantas cerveceras, pero las que haya serán las buenas, gracias a la sabia decantación que produce el tiempo.
Conclusión: pasa lo mismo que con la música, y sobre eso ya habló Pulley en "One shot":
video

viernes, 16 de marzo de 2012

Rogue Somer Orange Honey Ale


Cerveza: Somer Orange Honey Ale
Cervecera: Rogue
Tipo: Wheat Ale
Apariencia: color anaranjado claro, muy bonito, turbio, sin filtrar. Poca corona y poco carbónico, especialmente para ser de trigo.
Aroma: Muy bueno. Suave y limpio. Gran predominio de hierbas, un poco cítrico. Toques de levadura.
Sabor: muy refrescante, un poco seco, toques a miel, caramelo, naranja dulce. Se nota poco el sabor a plátano típico de las Wheat Ale y Hefe Weizen. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: perfecta para tomar con unas patatas fritas y unas aceitunitas en una terraza al solecito.
Vaso recomendado: Shaker o Weizen.
IBU: 10
ABV: 5%

Ratebeer: Overall 42 Style 74

Opinión personal: Me gustó mucho, reconozco que tengo debilidad por las cervezas de trigo americanas, pero esta me gustó especialmente. Muy refrescante, con muchos matices, pero sin exagerar y se nota lo que se tiene que notar, la miel y la naranja, que además quedan muy bien. No es demasiado dulce, aunque podría parecerlo a priori.
Nota personal: 7

Blendead

Cerveza: Blendead
Cervecera: Javier Aldeña (Colaboración con Humala y la MicroCerveseria de Sabadell)
Tipo: Especial (Blend de american pale ale con malta garrapiñada, grano de moscatel enano, viura y malvasia.)
Apariencia: Muy buena. Color ámbar muy poco turbia. Corona persistente, blanca. Poco carbónico.
Aroma: Escaso, predominio del lúpulo.
Sabor: Encaja con el sabor de una pale ale americana. Notas de lúpulo, sobre todo cítricos. Algo de caramelo. Alcohol bien integrado.
Maridaje: sabores ácidos para contrarrestar.
Vaso recomendado: Tulipa
IBU: 42
ABV: 7%

Opinión personal: la verdad es que me defraudó un poco, tenía muchas expectativas ante esta cerveza, por la anterior que había probado del mismo productor, la Undead (que me encantó) como por la idea innovadora de meterle cosas locas a la birra como garrapiñadas o uva (cosa que yo también he hecho con una mía...) y la verdad es que no me gustó tanto como la primera y tampoco noté mucho esos elementos nuevos. Al margen de eso creo que es una Pale Ale correcta.
Nota personal: 7

Back In Black - Naparbier


Cerveza: Back in Black
Cervecera: Naparbier
Tipo: Black IPA
Apariencia: marrón muy oscuro, no llega a ser tan negro ni tan opaco como una Stout. Corona escasa, color marfil.
Aroma: Muy buen aroma, no exagerado. Uva, ligeros tostados.
Sabor: Tradicional de una IPA americana. Predominio del lúpulo, cítricos, pino. Alcohol muy bien integrado
Maridaje: como la mayoría de las IPAs marida bien con picantes, como comida tailandesa o carnes a la brasa.
Vaso recomendado: Tulipa
IBU: 85
ABV: 8,5%

Opinión personal: Me sorprendió y me gustó mucho. Después de la Undead Imperial IPA (que precisamente fue hecha en la misma cervecera) creo que es la mejor cerveza hecha en la península que nunca he probado. Aparte de tener el típico sabor de una IPA de nuevo cuño, pero con la apariencia casi de una Stout, creo que es una buena cerveza. No he probado muchas mas IPAs negras, pero las que había probado hasta ahora quedaban un poco en el limbo de las IPAs, quicir, no terminaban de serlo, esta lo es, y una muy buena.
Nota personal: 8,5

miércoles, 14 de marzo de 2012

De Molen Weer & Wind


La primera nota de cata cervecil del blog IN BIRRA VERITAS (3.0) no va a ser como el resto, o por lo menos eso espero, porque he perdido mi libreta de catas (si la encuentro prometo subir notas de otras cervezas) y porque no pude hacer fotos, pero como tengo muchas ganas, la voy a hacer un poco de memoria y con fotos prestadas, espero que se me disculpe. No servirá de precedente.

Sin mas dilación vamos al tema:

Cerveza: Weer & Wind (clima & viento)
Cervecera: De Molen.
Tipo: Barley Wine.
Apariencia: Color dorado oscuro, corona reducida de color blanquecino, poca carbonatación
Aroma: dulce, maltoso, vainilla, azúcar.
Sabor: fuerte, predominio de la malta, dulce, vainilla, brandy, caramelo, moscatel. Alcohol muy bien integrado.
Maridaje: es una cerveza para tomar como copa o acompañando un postre.
Vaso recomendado: Snifter o copa de cognac.
IBU: 51
ABV: 16,2%

Ratebeer: Overall 99, Style 95.

Opinión personal: creo que es la mejor cerveza que probé en el festival y una de las mejores que he probado últimamente. Como la mayoría de las cervezas de De Molen, se mantiene fiel a su estilo, una Barley Wine debe ser fuerte, dulce y compleja, pero estos holandeses lo llevan a su máxima expresión. Es una cerveza redonda, nada exagerada, muy bien compensada. Ninguno de los sabores es excesivo. Excelente cerveza.
Nota personal: 9,75

Declaración de intenciones cerveciles

El Festival de Cerveza de Barcelona, celebrado el pasado fin de semana (9,10 y 11 de Marzo) en la ciudad condal es el motivo principal por el que retomo este blog. Es cierto que desde que lo dejé de lado he seguido subiendo las fotos de mis últimas adquisiciones cerveciles a mi página de Facebook, pero en ellas, me limitaba a poner el nombre de la cerveza, el tipo y la cervecera, incluyendo como mucho la nota de la misma según ratebeer. Por ello quiero retomar, entre otras cosas, la idea de escribir un blog sobre cerveza (entre otras cosas) para así compartir mi poco conocimiento sobre el tema, amén de mis experiencias.
A priori mi intención, en lo que al tema de la cerveza concierne, es el de colgar una foto hecha por mi sobre la cerveza, una breve nota de cata de la misma (apariencia, aroma, sabor, maridajes...), alguna posible referencia externa sobre la misma, si la hubiere y una nota personal en la escala del uno al diez, teniendo en cuenta los parámetros enunciados antes, además de otros como la originalidad o la adecuación al estilo.

Exposición de Fotografía



El jueves a las 20:30 INAUGURACIÓN de EXPOSICIÓN de FOTOGRAFIAS tomadas durante un viaje por Latinoamérica. El lugar es el bar La Flaca, en el Zoco Majadahonda

Las fotos estarán expuestas durante un mes pero me gustaría veros a todos los que podais el primer día.

Un saludo

Retomo el blog

Como reza el título de esta entrada, voy a retomar mi blog y, para la alegría de todos, continuaré con el eclecticismo original, escribiré mis impresiones y reflexiones sobre las cosas que me interesan, en especial, filosofía, cervezas, viajes, fotografía y reflexiones varias.